Primera República|Entre Repúblicas|Segunda República|Crítica Republicana a la II República |Contacta
|Dictadura franquista|
asturias semanal

OFICINA DE DEFENSA DEL ANCIANO
inerme por alzheimer y demencias

INICIO - NOVEDADES - DERECHOS Y LEGISLACION - NOTICIAS - CONTACTO
COMUNICADOS

La sanidad pública tiene que hacerse cargo de los ancianos enfermos de alzhéimer y demencias.


El ayuntamiento de Gijón tiene seis millones de euros para ocurrencias, pero cero para los más indefensos y necesitados.
"Y tú, ¿qué necesitas?"

Por Marcelino Laruelo


Lo pregunta el Ayuntamiento (de tierra) de Gijón. Personalmente, nada, gracias. Bueno, sí, unas tapas para los tacones, pero ya llevo yo los zapatos al zapatero, como siempre, que eso no debe de entrar en el capítulo de “ayudas a la movilidad”. 6 millones de euros, mil millones de pesetas, ¡que tienen tela!, para actividades baldosísticas y otras ocurrencias. No sé si la oferta incluirá la instalación de motores eléctricos en las bicis para que puedan ir por las aceras sin dar pedales (¡que tiempos los de Tronchacadenas!, vivir para ver). Seis millones de euros, sí, pero cero euros para las residencias de ancianos. ¿Cómo puede ser? Tal vez ocurra que si los ciudadanos gijoneses de las residencias no se aprovechan de todas las “ayudas” que la comuna del Ayuntamiento (de tierra) oferta sea culpa de ellos. Y es que esos (también y todavía) vecinos de Gijón tienen la mala costumbre de no salir de sus lugares de reclusión y, así, se quedan sin poder leer la propaganda comunal en cuatricromía. Con sus alzhéimeres, invalideces, demencias y demás, les tienen amarrados a una silla. Así que, los pobres, no se enteran y se les pasan las “ofertas” del híper municipal. Atados solamente, no dos horas al día, como se pide para los canes, sino hasta que la muerte les libere.

Como bien decía el abogado Luis López Aguado, la residencia de ancianos es también su domicilio particular. Entonces, ¿por qué esos vecinos de Gijón no tienen los mismos derechos que el resto? ¿Es que esos gijoneses, con pensiones de trescientos cincuenta euros, de cuatrocientos, de quinientos…; no tienen derecho a beneficiarse de las ayudas contra la “pobreza energética”? ¿Y de las ayudas a la renta, a la reinserción, al agua y a lo que sea…? No vamos a pedir que los lleven a Benidorm, pero, ¿a que les saquen al parque una vez a la semana, tampoco tienen derecho?

La comuna municipal (de tierra) vive en su mundo. Un mundo de despachos y colegueo funcionarial. De sueldos fijos, laboreo liviano y contrato laboral vitalicio. Llevan muchos años en esos ambientes y no se imaginan otras situaciones. Es triste, pero se entiende. Porque si se las imaginasen, o las conociesen, y no actuasen, aún sería peor. Aunque, ya se sabe, el ser humano es muy poco sensible al sufrimiento de los demás.

“¿Y tú que necesitas?” Y usted, señora, y usted, señor, que toda la vida fueron unos currantes y aportantes, ¿qué necesitan? Por esas señoras y señores, naturales o vecinos de Gijón, a los que la enfermedad ha privado de voz y las autoridades han privado de sus derechos, escribo hoy yo: Pues se necesita, señores del Ayuntamiento (de tierra) de Gijón), toallas para el baño y mantas para la cama. Y sábanas y colchas. Se necesitan cojines para las sillas de ruedas y algunos pares de zapatillas, que aunque no las gastan caminando, ya se encargan de destrozarlas en las máquinas de lavar. ¿Dará el presupuesto para unas cámaras de video vigilancia, aunque sean de segunda mano?

Seis millones de euros, mil millones de pesetas: ¿Alcanzarían para instalar un hospital de campaña con dos quirófanos en la Plaza Mayor para ver si desatascamos las listas de espera de la Sanidad pública? ¿Y para unos equipos médicos que, visto que el consejero de Sanidad pasa a tope del tema, fueran por las residencias de ancianos (y vecinos de Gijón) mirando a los enfermos, tomando la tensión, comprobando los tratamientos, examinando la vista y la audición, sacando sangre para analizar, y etc., etc.,? Igual se podrían contratar unos cuantos MIR y unas cuantas ATS, y evitar, así, que se tuvieran que marchar a trabajar a Inglaterra o Alemania, después de haber costeado su formación aquí. Igual es mucho pedir, y a mí no me gusta abusar, pero tal vez con esos mil millones de pesetas se podrían contratar tres o cuatro inspectores para que se presentasen por sorpresa en las residencias para ver como está aquello: si se cumplen las normas ISO, si hay bacterias en el ambiente, o si el café del desayuno está frío y no es café, o si hay deshidratación por la sequía, o qué clase de comida les sirven. Seis millones de euros para ocurrencias y cero para los más indefensos y necesitados: ¡un poco de por favor, señores!

 

FIRMA ESTA PETICIÓN EN CHANGE.ORG:

"Que a ningún anciano en Asturias (y en España) que esté ingresado en una residencia pública de ancianos se le cobre más del 75% de lo que reciba mensualmente de jubilación, previas las deducciones familiares que le correspondan. Y que sean condonadas las "deudas" que pudiera tener con estas residencias (concertadas o del ERA). Que es de justicia social elemental."

Alto al maltrato, a la discriminación y a la incautación de bienes a los ancianos.
FIRMA EN CHANGE.ORG

UNIDOS POR INTERNET
Campaña para la instalación de webcams en las residencias de ancianos para facilitar el contacto con los familiares y allegados, y la protección de los ancianos indefensos.
¡Que entre la luz de la calle en los geriátricos!


¡ALTO A LA INCAUTACIÓN DE LOS BIENES Y AHORROS
DE LOS ANCIANOS ENFERMOS QUE ESTÁN EN LAS RESIDENCIAS PÚBLICAS!