Primera República|Entre Repúblicas|Segunda República|Crítica Republicana a la II República |Contacta
|Dictadura franquista|
asturias semanal

OFICINA DE DEFENSA DEL ANCIANO
inerme por alzheimer y demencias

INICIO - NOVEDADES - DERECHOS Y LEGISLACION - NOTICIAS - CONTACTO
COMUNICADOS

La sanidad pública tiene que hacerse cargo de los ancianos enfermos de alzhéimer y demencias.


Las cárceles franquistas y las residencias de ancianos

Por Marcelino Laruelo.


Como consecuencia de una huelga de hambre en la cárcel de Carabanchel, previos cuarenta días de aislamiento en celdas de castigo, al preso político Manuel López le trasladaron, como represalia, a la fría y lejana cárcel provincial de Palencia. Fue a finales de los cincuenta y comienzos de los sesenta, cuando López, licenciado en Derecho y dirigente comunista madrileño, compañero de Semprún en las tareas clandestinas, cumplía condena de seis años impuesta por un consejo de guerra.

Cuando llegó a la cárcel de Palencia, había allí un total de veinticinco reclusos, y hacía poco que, en un rincón del patio y utilizando el sillón de la peluquería, había sido muerto a garrote vil un preso llamado el Viñuelas. Manuel López, que era el único “político” de la cárcel palentina, después de cumplir el otro castigo de un año sin “redención de pena por el trabajo”, fue destinado a la enfermería para colaborar con el médico.

El médico de la cárcel, según cuenta Manuel López en su libro de memorias: Mañana a las once en la Plaza de la Cebada, se llamaba don Teófilo y pasaba todos los días por la enfermería de la cárcel para ver a los enfermos y despachar consulta con los presos que lo solicitasen.

Más de medio siglo después, en las residencias públicas de ancianos del ERA, en unas pocas hay médico, pero en la mayoría, no; así que, para empezar, a todos se les cobra lo mismo, pero no todos reciben la misma atención.

En todas las residencias de ancianos debería de pasar diariamente un médico de la Sanidad Pública para ver cómo están los ancianos recluidos en ellas, máxime cuando, como todo el mundo puede comprobar, esas residencias se han convertido en una suerte de hospitales clandestinos de ancianos gravemente enfermos. Y en el caso de los ancianos con alzhéimer y enfermedades mentales debería ser obligatorio también que neurólogos y psiquiatras pasaran semanal o quincenalmente para ver como responden los pacientes a sus tratamientos.

En muchos casos, se llega a consultar y recetar por teléfono, por lo que no es infrecuente que se confundan fármacos con nombres parecidos y se dé información inadecuada de los síntomas clínicos. La falta del médico en las residencias de ancianos impide que tengan una información adecuada de la evolución de la enfermedad y que no se reaccione ante posibles efectos indeseables de los fármacos. En ausencia del médico, hay sospechas del uso de medicamentos sin prescripción, del abuso de psicofármacos para contención de los ancianos y de que se sigan procedimientos inadecuados en la administración de los fármacos, así como la ocultación a los familiares de la de los medicamentos que se suministran a los ancianos, cuando no de la propia enfermedad.

No hay médicos de la sanidad pública en Asturias para ir a ver a los ancianos de las residencias y, a diferencia de los presos comunes y del preso político Manuel López que cumplían condena en la cárcel provincial de Palencia en 1960, estos ancianos, cuando “cumplan condena”, no es previsible que escriban unas memorias para contarnos lo que tuvieron que vivir y padecer en los últimos años de la vida. Y, al contrario que a los presos, cobrándoles 1.428 euros al mes.

 

FIRMA ESTA PETICIÓN EN CHANGE.ORG:

"Que a ningún anciano en Asturias (y en España) que esté ingresado en una residencia pública de ancianos se le cobre más del 75% de lo que reciba mensualmente de jubilación, previas las deducciones familiares que le correspondan. Y que sean condonadas las "deudas" que pudiera tener con estas residencias (concertadas o del ERA). Que es de justicia social elemental."

Alto al maltrato, a la discriminación y a la incautación de bienes a los ancianos.
FIRMA EN CHANGE.ORG

UNIDOS POR INTERNET
Campaña para la instalación de webcams en las residencias de ancianos para facilitar el contacto con los familiares y allegados, y la protección de los ancianos indefensos.
¡Que entre la luz de la calle en los geriátricos!


¡ALTO A LA INCAUTACIÓN DE LOS BIENES Y AHORROS
DE LOS ANCIANOS ENFERMOS QUE ESTÁN EN LAS RESIDENCIAS PÚBLICAS!