Primera República|Entre Repúblicas|Segunda República|Crítica Republicana a la II República |Contacta
|Dictadura franquista|
asturias semanal

OFICINA DE DEFENSA DEL ANCIANO
inerme por alzheimer y demencias

INICIO - NOVEDADES - DERECHOS Y LEGISLACION - NOTICIAS - CONTACTO
COMUNICADOS

La sanidad pública tiene que hacerse cargo de los ancianos enfermos de alzhéimer y demencias.


En vez de ahorrar, gastarlo en "cubalibres" y centollos
para que no se lo lleven luego los de "Bienestar"

Nora y Zuli

Por Marcelino Laruelo.

 

La mala voluntad, la intención torcida y una obtusidad cada vez más extendida llevan a que en la sociedad calen y se consideren “progresistas” y “de izquierdas” normas y actuaciones tan discriminatorias como reaccionarias. Sirva la historia de Nora y Zuli como un ejemplo de las injusticias contra los ancianos. Luego, bien envueltas, son utilizadas para dar el “tocomocho” del “bienestar” a la sociedad menos avispada.

Nora y Zuli, a sus ochenta y bastantes años, están ingresadas en una residencia de ancianos del ERA porque hace tiempo que desvarían y no se valen por sí mismas. Sufren de esa mezcla difusa y confusa, pocas veces bien diagnosticada, de disfunciones mentales, enfermedades crónicas y otros achaques. Porque cuando hablan de “esperanza de vida”, los estudios de los expertos no dicen que cada vez es mayor el número de ancianos que envejecen muy mal, por lo que más bien habría que hablar de sufrimiento y “desesperanza de vida”.

Claro que Nora y Zuli también fueron jóvenes, compañeras de pandilla y de bailongos en el Gijón de posguerra. Ennoviaron al mismo tiempo y se casaron el mismo año con dos “pepes” de La Calzada que trabajaban en Moreda. Dos varones tuvo Nora, una parejita tuvo Zuli.

Aunque la vida los fue distanciando, los dos “Josés”, electricista uno, tornero el otro, siguieron en Moreda y pasaron a Ensidesa. Siempre cobraron lo mismo y se jubilaron de oficiales de primera con idéntica pensión.

Nora y su Pepe, al casarse, se fueron a vivir con la madre de ella, en un piso de alquiler por la zona de La Catalana. Eran de salir por ahí, de ir de bar. Compraron un Simca Mil y los hijos estudiaron Filología y Económicas. No cambiaron de casa y siguieron de alquiler. Les tocó un pellizco a la lotería de Navidad cuando cayó en el Bar Australia. Sin decir ni media palabra, Pepe cogió a Nora y se la llevó a Rusia de turné. “Oye, que yo desfilé por la Plaza Roja”, “oye, que yo estuve en el crucero Aurora”, “oye, que yo crucé el Volga en Stalingrado”, decía después para zanjar las discusiones político-sindicales de chigre.

Zuli y el otro Pepe fueron una vez a Benidorm y no volvieron más. Compraron un pisín en La Calzada y lo fueron pagando poco a poco. La neña acabó Magisterio y el guaje entró en la Escuela de Aprendices de Ensidesa, y allí sigue trabajando. Pepe era pesquín y Zuli, de cocinar y de tejer, y luego, llegaron los nietos. Pepe se valía de una Mobylette y nunca tuvieron coche.

En esta sociedad de progresismo obtuso, los niños, que no es obligatorio tenerlos, pueden ir gratis o casi a la guardería. A los jóvenes que van a la Universidad, que tampoco es obligatorio, se les ofrecen residencias por 500 euros. Pero a los ancianos, enfermos e indefensos, la Consejería y el ERA les clavan 1.435 euros al mes. Tan caro o más que en la mayoría de las privadas.

Por no se sabe qué razones ni en base a qué, el gobierno asturiano, además, “fomenta” que los ancianos de las residencias públicas acumulen deuda. Por otra parte, ni emiten facturas (¡?) ni informan del monto de la misma. Y cuando Nora y Zuli mueran, a los cuatro años de su fallecimiento (¡?), sus hijos recibirán un oficio del ERA reclamándoles veinte mil o treinta mil euros. O los pagan o se tiran como buitres sobre los bienes de la herencia. Eran iguales, cobraron igual, pero vivieron diferente. Entonces, estos del “Bienestar”, al que lo haya gastado todo en “cubalibres” y centollos, es un decir, a ése, nada. Pero al que con su esfuerzo y privaciones haya pagado un piso y tenga unos ahorros, a por él hasta el último céntimo. ¿Progresismo?, ¿izquierdas?: ¡Ronca el mango!

 

 

FIRMA ESTA PETICIÓN EN CHANGE.ORG:

"Que a ningún anciano en Asturias (y en España) que esté ingresado en una residencia pública de ancianos se le cobre más del 75% de lo que reciba mensualmente de jubilación, previas las deducciones familiares que le correspondan. Y que sean condonadas las "deudas" que pudiera tener con estas residencias (concertadas o del ERA). Que es de justicia social elemental."

Alto al maltrato, a la discriminación y a la incautación de bienes a los ancianos.
FIRMA EN CHANGE.ORG

UNIDOS POR INTERNET
Campaña para la instalación de webcams en las residencias de ancianos para facilitar el contacto con los familiares y allegados, y la protección de los ancianos indefensos.
¡Que entre la luz de la calle en los geriátricos!


¡ALTO A LA INCAUTACIÓN DE LOS BIENES Y AHORROS
DE LOS ANCIANOS ENFERMOS QUE ESTÁN EN LAS RESIDENCIAS PÚBLICAS!