Primera República|Entre Repúblicas|Segunda República|Crítica Republicana a la II República |Contacta
|Dictadura franquista|
asturias semanal

OFICINA DE DEFENSA DEL ANCIANO
inerme por alzheimer y demencias

INICIO - NOVEDADES - DERECHOS Y LEGISLACION - NOTICIAS - CONTACTO
COMUNICADOS

La sanidad pública tiene que hacerse cargo de los ancianos enfermos de alzhéimer y demencias.


Unos viajando con el Imserso y otros amarrados a una silla
Ancianidad

Por Marcelino Laruelo


En la historia de la Humanidad, el problema con el trabajo nunca fue que faltara, sino que había demasiado; tampoco los ancianos eran un problema, sino conseguir sobrevivir hasta llegar a ser un anciano. En la sociedad de nuestros tiempos, en esta España que nos ha tocado vivir, cada vez más nos encontramos con la coexistencia, no sé si pacífica, pero sí indignante, de una cosa y su contrario: el trabajador en paro y al que obligan a hacer jornadas de doce horas; los ancianos que viajan con el Imserso y los que pasan amarrados a una silla su “jornada” de doce horas.

Miles de asturianos, centenares de miles en toda España, se han visto obligados a pasar los últimos años de la vida, por tanto, los más valiosos, en residencias de ancianos. Ingresados a la fuerza. Y, aunque resulte duro decirlo, no se olvide que ninguna ley obliga a que los hijos, y menos otros familiares más alejados, se tengan que hacer cargo de padres, hermanos o tíos. Y gravemente enfermos. Dicho esto, la familia sigue siendo la columna central que mantiene a la sociedad española de pie. Soy devoto de la amistad y la camaradería, pero si no fuera por la familia, no sé dónde estaríamos… Y aún no está prohibida la herencia ni vigente la incautación de bienes (de los más pobres, claro).

¿Qué hacemos con esos compatriotas que quedaron inermes por un alzhéimer, por un ictus, por un accidente? Pues habrá que atenderles adecuadamente y con el respeto debido, porque, no se olvide, son seres humanos, son españoles y también tienen sus derechos. Las residencias de ancianos, en lugar de ser centros de descanso y disfrute, las han convertido en hospitales clandestinos olvidados y al margen de la sanidad pública.

En vez de en el amor, la buena voluntad y la justicia social, siempre se acaba en el dinero, en la falta de presupuesto que dicen los políticos. No se trata de recaudar más, sino de administrar mejor y redistribuir más equitativamente. A los ancianos, nadie les pregunta cuánto cobran de pensión para saber cuánto podrían pagar: 2.876 euros al mes la habitación doble y punto.

Dicen que hablando se entiende la gente. Escuchar es también importante. No se piden imposibles, sino hacer frente a una situación muy grave, administrar bien y gestionar bien. Crear puestos de trabajo y saber mandar a los trabajadores. ¡Cómo se atreven a hablar de “estado del bienestar” cuando la pensión que cobran los ancianos no les da ni para vivir en una residencia pública! ¿Cómo se arreglarán entonces los que están en su casa? Y la solidaridad empieza por los que tenemos al lado.

FIRMA ESTA PETICIÓN EN CHANGE.ORG:

"Que a ningún anciano en Asturias (y en España) que esté ingresado en una residencia pública de ancianos se le cobre más del 75% de lo que reciba mensualmente de jubilación, previas las deducciones familiares que le correspondan. Y que sean condonadas las "deudas" que pudiera tener con estas residencias (concertadas o del ERA). Que es de justicia social elemental."

Alto al maltrato, a la discriminación y a la incautación de bienes a los ancianos.
FIRMA EN CHANGE.ORG

UNIDOS POR INTERNET
Campaña para la instalación de webcams en las residencias de ancianos para facilitar el contacto con los familiares y allegados, y la protección de los ancianos indefensos.
¡Que entre la luz de la calle en los geriátricos!


¡ALTO A LA INCAUTACIÓN DE LOS BIENES Y AHORROS
DE LOS ANCIANOS ENFERMOS QUE ESTÁN EN LAS RESIDENCIAS PÚBLICAS!