Primera República|Entre Repúblicas|Segunda República|Crítica Republicana a la II República |Contacta
|Dictadura franquista|

La vinculación del general Emilio Esteban-Infantes y Martín con Gijón.


El general Emilio Esteban-Infantes y Gijón.

 

 

 

El general Emilio Esteban-Infantes y Martín nació en Toledo el 18 de Mayo de 1892. De familia de tradición militar, en 1907 aprobó el ingreso en la Academia de Infantería de Toledo, en la misma promoción que el Generalísimo Francisco Franco y que el general Camilo Alonso Vega. En 1910, fue promovido al empleo de 2º teniente de Infantería y fue destinado al Regimiento Príncipe, en Gijón. Ascendido a teniente dos años más tarde, pasó destinado al Regimiento de Infantería Covadonga, formando parte del cual participó en 1913 en la campaña de Africa y ascendió a capitán. A mediados de ese año ingresó como alumno en la Escuela Superior de Guerra. Finalizó sus estudios en 1918 y pasó a formar parte del Cuerpo de Estado Mayor del Ejército.

Con sucesivos destinos en las capitanías de Baleares, de VIII Región Militar y en la Comisión Geográfica, en Enero de 1922 marchó voluntario a Africa, participando en toda la campaña, hasta 1927. Por méritos de guerra, alcanzó la graduación de teniente coronel y fue destinado, en 1928, como profesor, a la Academia General Militar. En Diciembre de 1930 fue nombrado ayudante de campo del general Sanjurjo, entonces director general de la Guardia Civil. Permaneció en este cargo hasta el intento de golpe de estado del general Sanjurjo, el diez de Agosto de 1932, en el que participó y resultó condenado a 12 años de prisión y pérdida de todos los grados, sueldos y derechos. Cumplió condena en el penal de San Miguel de los Reyes hasta la amnistía decretada por el gobierno radical-cedista en 1934.

Expulsado del ejército, para poder sostener a su familia, montó en Madrid una academia de preparación militar. Al producirse la sublevación militar en Julio de 1936, consiguió escapar de Madrid y pasarse a la otra zona, incorporándose al Ejército con su grado de teniente coronel de Estado Mayor, en Avila. Participó activamente en todos los frentes hasta el final de la guerra y desempeñó los siguientes mandos: jefe de Estado Mayor de las columnas de Somosierra y Navafría, jefe de la I Brigada de la División Soria, jefe de la III Brigada del Jarama, jefe de la I Brigada de la XIII División, jefe del Estado Mayor del Cuerpo de Ejército de Segovia y jefe del Estado Mayor del Cuerpo de Ejército de Castilla que compaginó con el de jefe de la V División de Navarra durante la batalla de Brunete; posteriormente, mandó la LXXXI División en la batalla de Teruel y ocupación de la Sierra de Javalambre.

Emilio Esteban Infantes era cuñado del teniente coronel Francisco Buzón Llanes, que fue jefe de la 2ª sección del Estado Mayor y mandó una división republicana en el Frente Norte. Francisco Buzón había sido destinado a Asturias, como teniente de la Guardia Civil, y se había casado en Junio de 1914 con Gloria Bertrand Fernández-Castrillón. En Marzo de 1936, con la graduación de comandante, fue nombrado por el gobierno del Frente Popular jefe de la Oficina de Información y Enlace en la DGS. El teniente coronel Francisco Buzón es también autor de un famoso informe sobre las causas de la pérdida de la guerra en el Norte.

Finalizada la guerra, Esteban-Infantes fue ascendido a general de brigada y nombrado jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Marruecos, jefe del Estado Mayor del Ejército de Urgel. Nombrado segundo jefe de la División Azul de voluntarios en Rusia, sustituyó al general Agustín Muñoz Grandes en el mando de ésta en Diciembre de 1942, por lo que ostentaba el mando durante la épica batalla de Krasny Bor, en Febrero de 1943, en la que logró resistir la gran ofensiva del ejército soviético para romper el cerco de Leningrado, siendo ascendido, por méritos de guerra, a general de división. Fue condecorado por Hitler con las cruces de Hierro de 1ª y 2ª clase, la Cruz Alemana y la Cruz de Caballero.

Tras la repatriación de la División Azul y la reorganización como Legión Azul de los voluntarios españoles que siguieron luchando junto a los nazis en el frente oriental, el general Emilio Esteban-Infantes regresó a España en Diciembre de 1943. Fue nombrado para los siguientes cargos: segundo jefe del Alto Estado Mayor, jefe de la XLII División, jefe de la XI División y capitán general de IX Región Militar. Ascendido a teniente general, fue nombrado presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar y, sucesivamente, capitán general de la VII Región Militar, jefe del Estado Mayor Central y otra vez capitán general de la VII Región, pasando a desempeñar el cargo de jefe de la Casa Militar del jefe del Estado, general Franco. Cuando pasó a la reserva, desempeñó las funciones de director del Museo del Ejército y presidente del Consejo Superior Geográfico.

Además de los dos ascensos por méritos de guerra a teniente coronel y general de división, Emilio Esteban-Infantes estaba en posesión de dos Medallas Militares Individuales y las de la campaña de Marruecos, la de la Cruzada, la de la Campaña de Rusia y otras más; era caballero de la Legión de Honor francesa y poseía condecoraciones de Portugal, Persia, Líbano y la de la Coronación de la Reina de Inglaterra. Fue mayordomo de honor de la Cofradía del Santo Entierro y de la Misericordia de Gijón, socio de honor del Círculo de Bellas Artes del Casino de Madrid y del Real Club Astur de Regatas de Gijón.

Publicó sus memorias en el libro titulado: “La División Azul. (Donde Asia comienza).

Falleció en su finca La Pradera, de Somió, el día 6 de Septiembre de 1962 a los 70 años de edad. Le sobrevivieron su mujer, Mª Concepción Bertrand Fernández-Castrillón, y dos hijos y dos hijas.