Primera República|Entre Repúblicas|Segunda República|Crítica Republicana a la II República |Contacta
|Dictadura franquista|
asturias semanal
Oficina de Defensa del Anciano
¡El «Cervera» a la vista!
Parte de operaciones del "Cervera" - 3 parte


Día 14

Sale el “Cervera” de Ferrol.

Cuatro vapores ingleses a la espera de poder entrar en El Musel

«Parte de campaña correspondiente a las operaciones efectuadas por este crucero desde el día 14 de Octubre de 1937 hasta el día 23 del mismo mes y año.

Orden de operaciones nº 231 del Departamento Marítimo del Ferrol.

A las 8h. 20m. del día 14 de Octubre de 1937, listo con cuatro calderas en actividad, tres retiradas para media hora y una apagada para limpieza. Empecé a desatracar del muelle del petróleo de La Graña, saliendo a continuación de la ría.

A 9h. 30m., al estar N/S con Prioriño, se puso régimen de 16 nudos y se arrumbó al 290º v. Al estar al N/S de la farola de Hércules, se arrumbó al N y a las 10h. 25m. al 55º v. y a las 12h. al 90º v. A las 12h. 55m., N/S de la Estaca, aumentándose el régimen a 17 nudos, y se arrumbó al 94º v. para recalar a 7 millas al N de cabo Peñas.

El “Vulcano” comunicó que se encontraban en aguas de Gijón los vapores ingleses “Bramhill”, “Stanleigh”, “Bramden” y “Hillfern”.

A 18h., encontrándome al N de Peñas, ordené al “Vulcano” vigilar en la zona de Gijón y al “Júpiter” frente a Avilés. Al “Ciudad de Valencia” le ordené dirigirse nuevamente al paralelo de 44º, entre los meridianos de Ribadesella y Tina Mayor.

En la zona de Avilés se encontraban los bous “Tito” y “Fantástico”, y en la de Gijón el “Ciriza” y el “Alcázar de Toledo”.

Desde la salida, NE flojo, marejadilla y horizontes neblinosos, continuando al anochecer en el mismo estado, mejorando algo la visibilidad y viéndose las farolas de Peñas y Torres.

Se vieron las luces del destructor inglés “H-67” y de los cuatro vapores antes dichos.»

El almirante Charles M. Forbes, de 56 años, nombrado comandante jefe de la Flota metropolitana inglesa; sustituye al almirante Roger Rc. Backhouse.

Para investigar todo lo relacionado con la huida del “Somo”, se nombra juez especial al consejero encargado de Justicia y O. Público, Rafael Fernández.

Se reorganizan los tribunales de Justicia con nuevos nombramientos.

Intensos bombardeos en la zona de Arriondas. Las Brigadas Navarras cruzan el río Piloña por Ozanes, al sur de Arriondas.

El día 14, por la mañana, las tropas navarras de Solchaga entran en Arriondas y prosiguen su avance hacia Infiesto.

Día 15

«Al amanecer, continúa el tiempo en el mismo estado, con mala visibilidad.

El “H-67” y dos mercantes a la vista. Ordené retirarse a Pasajes al “Ciriza” con orden de incorporarse a las 18h. del sábado 16.

Al “Alcázar de Toledo” le ordené durante el día mantenerse en las proximidades del punto de corte del paralelo de Peñas con el meridiano de Torres, con orden de mantenerse cerca de cualquier barco que pasara al Sur del paralelo indicado.

Durante la mañana se vieron los vapores ingleses “Bramhill”, “Stanleig” y “Hillfern”. Todo el día E. flojo, marejada y horizontes muy neblinosos.

Por la tarde, se vieron los cuatro vapores del día anterior.

Al anochecer, el tiempo continúa en el mismo estado. Se vieron las farolas de Torres y Peñas y las luces del destructor inglés y de los cuatro vapores.

A 21h. 30m. ordené al “Ciudad de Valencia” retirarse a Ferrol para repostarse.

El “Tritonia” relevó al “Tito” en la vigilancia de Avilés.»

Las tropas de Solchaga toman Soto de Dueñas y se combate con denuedo en El Sueve. Una contraofensiva republicana reconquista los pueblos de Villar y Fíos.

Violentos bombardeos aéreos sobre Colunga, Villaviciosa y Avilés.

Caleao y La Felguerina caen en manos de los nacionales.


El hidroavión “Virgen de Chamorro” era un “fairchild” norteamericano procedente del cargamento del
“Mar Cantábrico”, mercante apresado por el crucero nacionalista “Canarias”. (Archivo Hist. del Aire)

Día 16

Se incorpora a la patrulla naval inglesa el crucero “HMS Southampton”

«Al amanecer, E flojo, marejadilla y horizontes neblinosos con mejor visibilidad que en el día anterior.

A la vista los vapores ingleses “Hillfern” y “Bramhill”; los otros se dejaron de ver durante la noche. Apareció por primera vez en estas aguas el crucero inglés “Southampton”. Arbolaba insignia del contralmirante.

Un radio sorprendido del “Stanleig” a Burdeos, decía lo siguiente: «Hago lo que puedo. He contado hasta ocho barcos armados.»

Más tarde recibí el “avurnave” de VE en el que daba cuenta del aumento de primas por entrar en Gijón.

A media mañana, el “Southampton” me pasó la siguiente comunicación:

«”Southampton” a “Cervera”.– Haga el favor de tomar nota del siguiente mensaje. Empiezo: «Mi Gobierno me ha encargado informe a Vd., en contestación a su mensaje del 20 de Septiembre, referente al barco inglés “Margaret Rose”, que éste embarcó un observador en Le Verdon el 19 de Septiembre y estuvo en Avilés desde el 21 al 23 de Septiembre. Regresó a Le Verdon y allí embarcó al observador. El Comité Internacional de No Intervención no tiene noticias de ninguna irregularidad cometida por este barco y parece, por lo tanto, que su Gobierno ha sido mal informado.»

«De “Cervera” a “Southampton”.– Muchas gracias, pasaré su comunicación a mi Gobierno.»

Por la mañana apareció en estas aguas el vapor danés “Susan Maersis”, que poco después se perdió de vista hacia el N.

En las primeras horas de la tarde intentaron entrar en Gijón los vapores “Bramhill” y “Hillfern”. El “Alcázar de Toledo”, “Vulcano” y “Cervera” se mantuvieron cerca de ellos, desistiendo al cabo de un rato y arrumbando al N.

En este tiempo, desde el cabo Torres hicieron seis disparos de cañón sobre el “Alcázar de Toledo”, sin novedad.

El “Ciudad de Valencia” comunicó que a 11h. había fondeado en Ferrol.

Al anochecer, mejoró la visibilidad y cayó el viento, que se hizo flojito del E., con marejadilla.

Se vieron alejados al W otros dos vapores, que debían de ser el “Bramden” y el “Stanleigh”.

A 20h., el “Ciriza” relevó al “Alcázar de Toledo” frente a Gijón, retirándose éste a Bilbao para repostarse.»

Decreto de la Consejería de Justicia y Orden Público por el que se establece que podrán ser encarcelados los padres o la esposa de los desertores.

El Alcalde de Gijón, Mallada, según acuerdo del pleno municipal, denuncia ante el cuerpo consular de la ciudad el salvaje bombardeo de la población del jueves 14.

En el sector oriental, el Mirador de El Fito es ocupado por las columnas navarras, mientras se sigue luchando en El Sueve y sus estribaciones.

En la zona de Tarna, las fuerzas nacionalistas ocupan el pueblo de Sobrefoz, en Ponga. Las columnas que avanzan desde San Isidro llegan al Nalón, pasando a su poder los pueblos de Buspriz, Belerda, La Foz, Bezanes y la capital del concejo, Campo de Caso.

Día 17

Es apresado el vapor francés “Cens”

«Ventolinas y mar tendida del ENE. A la vista los dos vapores “Bramhill” y el “Hillfern”. Estos hicieron un intento de entrar en Gijón a las primeras horas de la mañana, desistiendo al poco rato ante la actitud de nuestros barcos. A media mañana se vieron también al crucero “Southampton” y el vapor “Stanleigh”.

El “Ciudad de Valencia”, a 8h., se encontraba 15 millas al N de cabo Busto. Le ordené dirigirse a vigilar frente a Avilés. A 13h. 30m. el “Júpiter” y el “Tritonia” comunicaron que habían apresado dentro de las aguas territoriales al vapor francés “Cens”, el cual dijo se dirigía a Bayona con cargamento de mineral de hierro y mensajería.

Este vapor apresado pidió auxilio en los primeros momentos al destructor francés “Le Fantasque”, el cual le ordenaba no obedecer y arrumbar al N comunicando sus movimientos. Ordené al “Tritonia” conducir la presa a Ribadeo, donde entró a 20 h.

A 15h. se incorporó el “Tito”.

Por la tarde, apareció en estas aguas el vapor inglés “Stanhope”. A 17h. se incorporó en su zona de vigilancia en Gijón el “Alcázar de Toledo” después de rellenar en Ribadeo. Fueron embarcados en el “Júpiter” los dos operadores cinematográficos que se encontraban en este buque.

A 20h., el “Júpiter” emprendió viaje a Ferrol para rellenar.

Durante todo el día, ventolinas, mar llana y buena visibilidad, que continuó al amanecer. Se vieron las farolas de Torres y Peñas.

En las primeras horas de la noche se vieron alejados hacia el W a los cuatro vapores ingleses.»

André Thily, médico francés, comunista, voluntario en el ejército republicano con el cargo, en esa fecha, de jefe médico de la 57 División del Ejército del Norte; ante la huida de dirigentes en el “Somo” solicita públicamente al Consejo Soberano se le conceda la nacionalidad española. Hecho prisionero en Mieres, fue sometido a un consejo de guerra, condenado y fusilado en Oviedo.

Las columnas navarras avanzan desde El Sueve hacia Colunga y, por el sur del macizo, hacia Infiesto.

En la zona del Nalón, los nacionales ocupan los pueblos de Coballes, Abantro, Tanes, Ladines y Rioseco. Otra columna, avanzando hacia el Norte, entra en Bueres y Nieves, y corona la collada de Arnicio y la sierra de Pandemules.

La Comisión de Guerra del Consejo Soberano, siguiendo las instrucciones recibidas del Estado Mayor de Valencia, aprueba la evacuación del Ejército del Norte en el caso de que la situación se vuelva insostenible.


Uno de los hidros “Dornier J Wal” que hacían exploración marítima.
(Archivo Hist. del Aire)

Día 18

Se presentan los contratorpederos franceses en demanda del vapor apresado.

«Al amanecer continúa el tiempo en el mismo estado. A la vista el crucero inglés “Southampton”.

A 6h. 30m. aparecieron en estas aguas navegando en línea de fila los destructores franceses 10; 11 y 12, del tipo “Le Fantasque”. El “Nº 10” pasó la siguiente comunicación:

«Destructor “Nº 10” a “Cervera”.– Tengo el honor de preguntarle dónde se encuentra el vapor francés “Cens”, del que vengo a hacerme cargo.»

«“Cervera” a destructor “Nº 10”.– Tengo el honor de informar que buque francés “Cens”  fue capturado en aguas jurisdiccionales, estando a disposición de autoridad superior, a quien paso su mensaje.»

«Destructor “Nº 10” a “Cervera”.– Tengo el honor de darle las gracias y le confirmo que ninguna presa o captura hecha por sus fuerzas navales será considerada como regular por el gobierno de la República Francesa. ¿Puedo contar con que Vd. me transmitirá los informes de las autoridades superiores españolas relativas al puerto en que actualmente se encuentra el mercante?»

«“Cervera” a destructor “Nº 10”.– Cuando reciba contestación de la autoridad superior se la transmitiré.»

A 8h. 30m. comunicó el “Júpiter” que había amarrado en Ferrol.

A 10h., el “Tritonia” salió de Ribadeo para su zona de vigilancia frente a Avilés.

A mediodía, el destructor “Le Fantasque” transmitió lo siguiente:

«“Le Fantasque” a “Cervera”.– Tengo el honor de pedirle la respuesta de las autoridades españolas a la pregunta hecha esta mañana.»

«“Cervera” a “Le Fantasque”.– No la tengo todavía.»

«“Le Fantasque” a “Cervera”.– Tengo el honor de pediros que trasmitáis a las autoridades españolas mi deseo de entrar en Ferrol mañana, a las 8h., para buscar la respuesta yo mismo.»

«“Cervera” a “Le Fantasque”.– Le ruego me indique para qué barcos solicita autorización entrada en Ferrol.»

«“Le Fantasque” a “Cervera”.– Para el contratorpedero “Le Fantasque” solamente. Le quedaría muy agradecido si me diera a conocer la respuesta por radio en 600 metros y os doy las gracias por anticipado.»

«“Cervera” a “Le Fantasque”.– En cuanto sepa la respuesta a su petición o algo que se refiera a este asunto, se lo comunicaré a Vd.»

A mediodía se cerró en niebla.

A 14h., el “Tritonia” se encontraba en su puesto frente a Avilés.

A 15h. 30m., que despejó la niebla, se vieron cuatro vapores ingleses.

Toda la tarde estuvimos durante grandes ratos cerrados en niebla.

Di cuenta a “Le Fantasque” de la salida a 14h. de Ribadeo para Bayona del vapor “Cens”, a pesar de lo cual, insistió en su deseo de entrar en Ferrol.

Recibido radio de VE nº 3741 le pasé el siguiente al “Fantasque”:

«Comandante General de Ferrol me dice que encontrado vapor “Cens” dentro de aguas jurisdiccionales con derrota irregular en relación con destino, apropiada para Avilés, aconsejaba visita, y por imposibilidad inspección en la mar, fue conducido a Ribadeo, donde comprobado todo en regla, se ordenó ponerlo en libertad. Queda autorizado para entrar en Ferrol mañana, a 8h., debiendo tomar práctico a la entrada.»

Al anochecer, despejó por completo la niebla, continuando las ventolinas del primer cuadrante y la mar llana. Se vieron las farolas de Torres y Peñas.

A la vista el “Southampton” y cuatro vapores ingleses. Estos, desde medianoche, se dejaron de ver por el W. Toda la noche, igual que las anteriores, a 13 nudos y navegando en zigzag por la Luna. A 21h., el vapor “Cens” pasó a la altura del cabo Peñas con rumbo al E.»

Una columna que avanza desde El Sueve, sobrepasa la línea Colunga-Carrandi y ocupa ambos pueblos.

En la zona del Nalón y Tarna, caen también en manos de los nacionales los pueblos de Orlé y San Juan de Beleño.

Día 19

Los depósitos de la CAMPSA de Gijón incendiados por la aviación

«El “Vulcano” comunicó que a 1h. había encontrado al vapor inglés “Stangrove” que se dirigía a Gijón con luces apagadas. Al ser reconocido, se alejó hacia el N.

Al amanecer, viento flojito del E, horizontes muy neblinosos y cerrándose en niebla a ratos.

A la vista el “Southampton” y los vapores ingleses “Bramhill” y “Hillfern”.

Se le pasó al crucero inglés la siguiente comunicación:

«Buenos días, es peligroso para vapores mercantes el navegar de noche con luces apagadas. Nosotros esperamos el encontrar barcos enemigos que intentan salir de Gijón, como es natural, con luces apagadas, y al no contestar a las señales de reconocimiento hacemos fuego. Vapor “Stangrove” fue avistado esta noche con luces apagadas.»

«De “Southampton” a “Cervera”: Buenos días, gracias por su mensaje, pero no puedo admitir la validez de que sus barcos abran fuego sobre un mercante inglés, cuya identidad pudiera ser tan fácilmente establecida.»

A 8h. 15m., el “Júpiter” salió de Ferrol.

El “Tritonia” fue relevado por el “Fantástico” que quedó con el “Tito” frente a Avilés.

Durante la mañana se oyó un fuerte bombardeo sobre Gijón, viéndose cinco aparatos nacionales y oyéndose una gran explosión, después de lo cual se vio salir por encima de la niebla pegada a la costa una gran columna de humo negro en la dirección a la parte comprendida entre Torres y Gijón.

Por la tarde, en un momento en que aclaró la niebla, se vieron alejados al N de Peñas los vapores ingleses “Stanleigh” y “Stanhope”, los otros dos de por la mañana se mantuvieron más cerca de la costa durante todo el día. Ordené al “Júpiter” vigilar en la zona de Avilés y al “Ciudad de Valencia” en el paralelo de 44º entre los paralelos (¿meridianos?) de Ribadesella y Tina Mayor.

En las primeras horas de la noche, el “Vulcano” comunicó que entre la niebla había avistado con dirección a Gijón unas luces blancas a una velocidad próxima de 35 nudos. Poco después recibí radios de VE y del jefe del sector oriental del Cantábrico en los que se me anunciaba la salida de una lancha rápida de Bayona para Gijón.

Al anochecer, continuaba la niebla y mar llana. Se vio la farola de cabo Peñas.

A medianoche, ordené al “Júpiter” relevar al “Vulcano” en la zona de Gijón, y a este último dirigirse a Ferrol para petrolear. A las 4h. 30m. emprendió el “Vulcano” el viaje para Ferrol.»

Por la costa, las brigadas navarras avanzan desde Colunga hacia Villaviciosa y entran en la villa y en Lastres.

En la zona de Infiesto, dejan atrás esta ciudad, mientras que desde la collada de Arnicio desciende otra columna que llega al pueblo de La Marea.

Día 20

La captura de un vapor inglés con refugiados provoca la intervención del crucero “Southampton”.

El Consejo soberano aprueba la evacuación y al anochecer empieza la huida masiva por mar

«Desde las primeras horas de la mañana estuvimos cerrados en niebla con bastante frecuencia, aclarando un poco durante algunos ratos.

Se vieron el crucero inglés “Southampton” y el vapor de la misma nacionalidad “Bramhill”. A 7h. se recibió un radio del “Alcázar de Toledo” en el que comunicaba había apresado al vapor inglés “Stangrove” cuando salía de Gijón conduciendo refugiados, pero poco después me comunicó lo tenía detenido y se encontraba a 2,5 millas al N. de Punta Coin.

Me dirigí a su encuentro, ordenando me esperase para evitar se cruzase conmigo a causa de la niebla reinante.

Se vio durante algunos momentos un avión rojo sobre el que se hizo fuego, sin resultado. Se alejó rápidamente.

Al encontrarme con el “Alcázar de Toledo” y el vapor inglés  “Stangrove”, se encontraba éste parado al N de Punta Coin y a 2 millas escasas de la costa. Le ordené dirigirse con la presa a 5 millas al N de cabo Peñas, donde debía entregarlo al “Ciriza” para que  lo condujera a Ribadeo, ya que este buque debía repostarse en este día.

Próximamente a 13h. 30m., encontrándose el “Alcázar de Toledo” con la presa al N de Peñas, aclaró bastante la niebla y apareció nuevamente el crucero inglés “Southampton”. Este barco, al mismo tiempo que me preguntaba por la marcha de las operaciones, se dirigía al sitio donde se encontraban los barcos. Al mismo tiempo que le daba cuenta del punto alcanzado en la costa durante las operaciones, le dije lo siguiente:

«“Cervera” a “Southampton”.– Vapor inglés “Stangrove”, que salió de Gijón con refugiados, fue capturado por uno de mis barcos. Yo lo vi, personalmente, a menos de dos millas de distancia de Punta Coin completamente rendido.»

«“Southampton” a “Cervera”.– Le ruego sea tan amable me informe de la posición exacta del “Stangrove” cuando fue capturado.»

«“Cervera” a “Southampton”.– Final de mi último mensaje es que yo lo vi, personalmente, a menos de dos millas de distancia de Punta Coin. El bou me dice que la captura fue hecha dentro de las aguas jurisdiccionales en las proximidades de esa punta. Voy a preguntarle información exacta de la posición cuando la captura.»

Después de hablar con el comandande del “Alcázar de Toledo”, que me aseguraba que cuando capturó al “Stangrove” estaba dentro de las 3 millas, aunque se encontraba cerrado en niebla, comuniqué lo siguiente al “Southampton”:

«“Cervera” a “Southampton”.– La captura fue hecha a dos y media millas al NE de Punta Coin.»

Desde el principio de la comunicación, el “Alcázar”, con la presa, se mantuvo parado 5 millas al N de cabo Peñas.

Después de esta comunicación, a las 15h. 50m., aproximadamente, y habiéndose incorporado el “Ciriza”, le ordené continuar viaje a Ribadeo con la presa, y al “Alcázar de Toledo” dirigirse a vigilar su zona frente a Gijón.

Poco después, el “Southampton” volvía a comunicar lo siguiente:

«“Southampton” a “Cervera”.– Diga, si sabiendo que solamente refugiados inofensivos van a bordo del “Stangrove” se considera satisfecho y permitiría al vapor continuar viaje.»

«“Cervera” a “Southampton”.– Mis órdenes son capturar a todo barco que esté dentro de las aguas jurisdiccionales, sin que importe la condición de ofensivos o inofensivos de los individuos que van a bordo.»

Desde el principio, el vapor inglés tenía izadas las señales del código internacional: “Deseo hablar con usted.”

«“Southampton” a “Cervera”.– El capitán del “Stangrove” me comunica que quiere hablar personalmente conmigo. Yo pido que le permita acercarse a mí con su propósito.»

«“Cervera” a “Southampton”.– Puede usted hacerlo. Voy a advertírselo a mi patrullero.»

Después de un gran rato, al ver que el “Southampton” se separaba del vapor inglés, ordené al “Ciriza” continuar viaje con el vapor, y el crucero inglés comunicó lo siguiente:

«“Southampton” a “Cervera”.– Capitán insiste que su situación era 12 millas ENE de cabo Torres en el momento de su captura, habiendo dejado el puerto de Gijón a las 4h. 45m. Observador nº 134 confirma eso. Esta situación le colocaría alrededor de 5 millas fuera de las aguas territoriales.»

«“Cervera” a “Southampton”.– Siento decirle que todos los capitanes de barcos capturados dicen lo mismo, “que están fuera de aguas territoriales”. Usted puede atestiguar cómo mis barcos no molestan a los mercantes ingleses cuando están fuera de las aguas territoriales.»

«“Southampton” a “Cervera”.– En vista de la gran divergencia de situación dada por su patrullero y “Stangrove”, a menos que usted estuviera presente en el momento de la captura y usted pueda personalmente certificar la exactitud de su patrullero, y observando que usted ha admitido libremente la poca exactitud de navegación de los patrulleros, me veo obligado a pedirle lo ponga en libertad inmediatamente. En caso contrario, me veré forzado a escoltarlo hacia afuera.»

Visto que eran inútiles mis esfuerzos, y teniendo que evitar los actos de fuerza,  a las 17h. 30m. ordené al “Ciriza” abandonar la presa y dirigirse a Ribadeo, al mismo tiempo que pasaba al “Southampton” la siguiente comunicación:

«“Cervera” a “Southampton”.– Si en una ocasión comprobé el error, eso no significa la regla general de que los patrulleros no puedan nunca situarse. Comprobé personalmente, como ya dije antes, la situación del barco ya sometido. Como usted da crédito al capitán, cualquier discusión es inútil. Protesto fuertemente de su intervención en favor de un barco capturado en aguas jurisdiccionales conduciendo a bordo hombres, seguramente combatientes la mayor parte de ellos, que no pueden protegerse invocando principios humanitarios. Informaré a mi Gobierno y lo radiaré para conocimiento general.»

Seguidamente, arrumbé al E, alejándome en dirección a Gijón. El crucero inglés, que seguía mis aguas, me pasó la siguiente comunicación:

«“Southampton” a “Cervera”.– Comprendo y creo que usted vio el buque dentro de las aguas jurisdiccionales en algún momento después de la captura. Ruego me informe si usted personalmente vio la situación del “Stangrove” en el momento de la captura.»

«“Cervera” a “Southampton”.– Ordené al patrullero esperase mi llegada, encontrando al “Stangrove” parado y sometido a menos de 2 millas de distancia de Punta Coin.»

«“Southampton” a “Cervera”.– Siento mucho que haya desacuerdo. Ruego que confie en mí y en que llevaré a mi Gobierno una completa descripción de los hechos que conozco, incluyendo su protesta.»

A esta comunicación no se le contestó y el crucero inglés, después de seguirnos durante algún rato, se alejó por el W.

Poco después lancé el siguiente avurnave en inglés, francés y español:

«Avurnave. Esta madrugada salió de Gijón vapor inglés “Stangrove” conduciendo evacuados y combatientes. Capturado por buques nacionales dentro de aguas jurisdiccionales, almirante inglés a bordo del “Southampton”, que no estaba presente en el momento de la captura, impidió que fuese conducido a puerto español, faltando a la neutralidad, favoreciendo a uno de los combatientes ante un bloqueo efectivo.»

Al anochecer, aclaró bastante la niebla y se vieron las farolas de cabo Peñas y Torres, continua la calma y mar llana.

A 23h. el “Júpiter” me comunicó había apresado al vapor español “Asunción” con refugiados.

Poco después, el “Alcázar de Toledo” me decía había capturado otro y seguidamente el “Tritonia”.»

Por la costa, los nacionales cruzan la Ría de Villaviciosa, ocupan El Puntal y avanzan en dirección a Gijón.

En el sector de Piloña, entran en Villamayor e Infiesto, mientras que en el Nalón, desde Rioseco se aproximan a El Condado.

En el frente de León fueron ocupados los pueblos de Cármenes, Villanueva de la Tercia y Piedrafita.

Día 21

Los barcos apresados son conducidosa Ribadeo y Santander.

Las columnas navarras entran en Gijón a primeras horas de la tarde.

«Visto que el número de presas aumentaba por momentos, ordené al “Ciudad de Valencia” dirigirse 5 millas al N de Peñas y, mientras tanto, el “Alcázar” y el “Fantástico” se mantendrían en esa situación custodiando todas las presas que los demás barcos iban entregando.

Con el “Cervera” se capturaron el “Toñín”, “Arnao”, “Gaviota” y tres pesqueros. El primero y uno de los pesqueros consiguieron desaparecer. Desde todos estos barcos se vieron arrojar armas y gran cantidad de papeles en el momento del apresamiento.

A 7h., con el “Ciudad de Valencia”, “Alcázar de Toledo” y “Fantástico” formé un convoy con los doce barcos, una lancha y dos botes, total de las presas hechas durante la noche, y ordené se dirigiesen a Ribadeo.

Continúa el tiempo en el mismo estado, con mala visibilidad. Formado el convoy, el “Júpiter” quedó en la zona de Gijón y el “Tritonia”, frente a Avilés.

El “Vulcano” comunicó que a 8h. 30m. había salido de Ferrol.

Los vapores ingleses, se supo por radio sorprendido, habían recibido órdenes de no entrar en Gijón, pero podían mantenerse fuera de las aguas jurisdiccionales y recoger la gente que pudiera llegar hasta ellos.

A esta faena se dedicaron desde el amanecer, favorecidos por la mala visibilidad, comprobado por el “Júpiter” a mediodía.

A 8h. recibí un radio del “Maruja y Aurora” diciéndome había apresado un buque y seguidamente otro, en que me decía sólo contaba con 8 fusiles y avistaba otro barco que, según le dice el apresado, lleva ametralladora y se acercaba en actitud hostil, como para libertar al otro.

Por si necesitaba auxilio me dirigí a su encuentro.

Al “Júpiter” le ordené vigilar la zona de Gijón durante mi ausencia.

Al “Tritonia”, que me comunicó que tenía dos heridos por explosión de una bomba de mano, le ordené desembarcarlos en Cudillero y volver a su zona.

A 13h. 30m. encontré al “Maruja y Aurora” 38 millas al N de Llanes. Tenía cerca al vapor rojo “Margarita”. Se vio un “Dornier” nacional.

El comandante del “Maruja y Aurora” estaba metiendo en su barco todos los milicianos que conducía el “Margarita” con la ayuda del remolcador también apresado y me dijo pensaba enviar después dotación al “Margarita”. Le ordené dirigirse con los presos a Santander y lo comuniqué a VE oportunamente para su aprobación.

Como no necesitaba mi auxilio, me dirigí nuevamente frente a Gijón a 20 nudos de velocidad.

Aproximadamente a 14h., se recibió a bordo la noticia de la ocupación de Gijón por nuestras fuerzas, produciéndose gran júbilo en la dotación.

Se vieron navegando con rumbo, al parecer, a Burdeos, a los mercantes ingleses “Bramhill” y “Hillfern” que conducían gran cantidad de gente, en su mayoría, milicianos.

A las 16h. 30m., encontrándome a unas 5 millas al N. de Peñas observé que el “Stanhill” se econtraba parado en espera de refugiados, viendo algo alejados dos vapores tipo “Alejandro”. Por si conducían gente, abrí el fuego sobre ellos, cesando al observar se encontraban abandonados.

El destructor inglés “Foxhound”, que se encontraba cerca, pasó la siguiente comunicación:

«Voy a comunicar al barco mercante que se acerque a mí para matenerse lejos de usted.»

Se le dio las gracias.

El mercante le había comunicado que nosotros tirábamos por encima de él contra los barcos españoles.

El destructor comunicó:

«Gobernaré para poner fuera y entonces conduciré lejos al mercante.»

Se le volvió a dar las gracias.

Poco despues comunicaba:

«Creo que ahora estamos perfectamente.»

El vapor “Stanleigh” que también se encontraba en la costa, se alejó hacia el N. Los dos se alejaron de la costa al anochecer.

Todo el día muy buena visibilidad y mar llana. Al anochecer, empezó a recalar mar tendida del NO. Se vieron las farolas de Peñas y Torres. A la vista un crucero y un destructor inglés y los dos vapores.

Al “Júpiter”, que había apresado dos pesqueros, le ordené que aguantase con ellos 5 millas al N. de Peñas, donde se reunirían las demás presas, caso de haberlas.

De otro pesquero que apresó y no podía navegar, recogió más de trescientas personas que me comunicó tenía a bordo.

El “Vulcano” también recogió otras trescientas de otra embarcación que hundió por su mal estado.

El “Ciriza” comunicó que al apresar una embarcación con cien hombres, estos habían hecho fuego sobre él, haciéndole heridos graves. Le ordené entregar la presa al “Júpiter” y después de haber reconocido los heridos el médico de dicho barco, vista su gravedad, le ordené dejarlos en Cudillero. Antes de entrar en ese puerto, me comunicó que uno de los heridos había fallecido. El pesquero apresado se llamaba “Katiuska”»

Día 22

«Al amanecer, cerrados en agua con muy mala visibilidad. Ventolinas del SW y mar tendida del NW. Se vio el destructor inglés “Foxhound”.

Ordené al “Tritonia” conducir a Ribadeo las cuatro presas hechas durante la noche.

Al “Júpiter” le ordené vigilar Avilés y al “Vulcano”, Gijón. El torpedero “Nº 7” se retiró a Ribadeo a mediodía por terminársele el agua de calderas.

A mediodía, viento flojito del SW, aclarándose algo los horizontes. A 11h. entró en Gijón la flotilla de rastreadores.

Desde la primera hora de la tarde, despejaron los horizontes, viéndose un gran incendio en Gijón, al parecer, los depósitos de la CAMPSA.

A 17h. 30m., cumplimentando el radio de VE nº 3730, ordené al “Júpiter” y al “Vulcano” dirigirse a la ría del Barquero para entregar los detenidos al “Arichachu” en dicha ría, donde había fondeado a las 18h.

Se incorporaron nuevamente el “Alcázar de Toledo” y el “Ciriza”, a los que ordené vigilar Gijón y Avilés, respectivamente.

Al anochecer, viento bonancible del WSW, marejada y horizontes despejados. A la vista del crucero inglés, dos destructores y vapor de la misma nacionalidad alejados al N.

En las primeras horas de la noche, cerca del cabo Peñas, se vio navegando al W al vapor inglés “Stanray” bastante cargado.

Durante toda la noche, se vieron salir grandes llamaradas del incendio de los depósitos de la CAMPSA de Gijón.»

Día 23

El “Cervera” se dirige a Ferrol

«Ordené al “Júpiter” y “Vulcano” incorporarse nuevamente a esta zona de vigilancia una vez entregados los prisioneros.

El “Tritonia” me comunicó que el “Tito” convoyaba 5 barcos para la ría del Barquero.

A 5h. comunicó el “Júpiter” que, terminado el desembarco de los prisioneros, se dirigía a su puesto.

El viento, que había ido refrescando durante la noche, era al amanecer fresquito del WSW, con marejada gruesa y frecuentes chubascos de viento fresco del NW, con bastante agua. Mala visibilidad.

Se vieron un destructor inglés y el vapor de la misma nacionalidad “Stanray”.

Ordené al “Denis” salir de Bilbao para esta zona.

Desde el mediodía, viento fresco del N y mar gruesa.

Con el “Vulcano” y “Júpiter” en sus zonas de Gijón y Avilés, a 12h. arrumbé desde 7 millas al N. de Peñas a pasar a 4 millas al N. de la Estaca de Bares.

A 17h. 30m., N/S con la Estaca, arrumbé a 270º v. y a 18h. 20m., N/S con Ortegal, al 255º v. A 21h. 50m., al 90º v. para entrar en Ferrol, fondeando en bahía a 23h.

(Se da parte detallado de pequeñas averías. Personal, sin novedad)

Consumos:

 
            anterior           consumido      queda

Petróleo:............1.762.700..........1.480.700......282.000

Aceite de turbina:...11.073................1.697..........9.376

Millas recorridas: 3.053

A bordo, en Ferrol, a ventitrés de Octubre de 1937.

El Capitán de Navío, Comandante,

Manuel Moreu.»

(Rubricado)