Primera República|Entre Repúblicas|Segunda República|Crítica Republicana a la II República |Contacta
|Dictadura franquista|
asturias semanal
Oficina de Defensa del Anciano
¡El «Cervera» a la vista!
Parte de operaciones del "Cervera" - 1 parte


«Del Comandante del crucero “Almirante Cervera” al Excelentísimo señor Almirante Jefe de la Flota Nacional: En cumplimiento de lo prevenido, adjunto tengo el honor de cursar a V.E. parte de campaña correspondiente a las operaciones efectuadas por este buque entre el día primero del actual y el de la fecha.

Dios guarde a V.E. muchos años.

A bordo y en la mar, 10 de Septiembre de 1937.

Manuel Moreu (rubricado).


El crucero “Almirante Cervera”, construido en El Ferrol en
1925, podía alcanzar los 34 nudos. (Colec. Ricardo García).

Parte de campaña de las operaciones efectuadas por este crucero desde el primero de Septiembre de 1937 hasta el diez del mismo mes y año.

Orden de operaciones nº 215 del Departamento Marítimo de El Ferrol.

El día primero de Septiembre de 1937, a las cinco horas, listo con cuatro calderas, tres retiradas para media hora y una apagada para limpieza. Después de tomadas 1.100 toneladas de petróleo del “Gobeo”, me desatraqué de ese buque y salí de la Ría del Barquero, arrumbando a pasar a ocho millas de cabo Peñas, siguiendo las aguas del “Ciudad de Palma”, a bordo del cual V.E. se dirigía a Santander.

A las 10h. 30m., al estar N/S cabo Peñas, arrumbé al 95º v. hasta llegar a la altura de Ribadesella, desde donde regresé frente a Gijón para relevar al “Vulcano” y al “Júpiter” en la vigilancia de dicho puerto.

A las 13h. 30m., encontrándome a la altura de Gijón, ordené a los dos minadores, “Vulcano” y “Júpiter”, dirigirse al Ferrol.

Desde la salida de la Ría del Barquero navegué a régimen de 17 nudos.

Viento del NW, flojito, marejadilla y horizontes despejados.

Entre cabo Peñas y Tazones, y a una distancia de 15 millas de la costa se encontraban los cinco vapores ingleses: “Thorpebay”, “Kenfigpool”, “Marvia”, “Bramhill”, “Hillfern” y el destructor de la misma nacionalidad “H-78”.

Durante todo el día se mantuvieron a la misma distancia sin hacer ningún intento de entrar en puerto.

A mediodía se vio muy lejos un vapor que navegaba al NE y al parecer había salido de Ribadesella.

El torpedero “Nº 2” me comunicó, poco después de haber salido de la ría del Barquero, que tenía averías en el aparato de gobierno que no podía reparar con los medios de a bordo. Le ordené dirigirse a Ribadeo y a la Ayudantía de Marina de ese puerto le comuniqué diera orden de salir al torpedero “Nº 7” tan pronto como se encontrara listo.

A 19h. me comunicó ese torpedero que salía de puerto y le ordené vigilar durante la noche por el paralelo de 43º 40’ entre los meridianos de Candás y Tazones.

Por la tarde se vieron hasta nueve aviones volando por encima de tierra, los que no pudieron identificarse, por lo cual mantuve el barco en zafarrancho de combate mientras estuvieron a la vista.

Al anochecer, continúa el tiempo en el mismo estado, viéndose las farolas del cabo Peñas y Torres. A la vista el destructor inglés y los cinco vapores de la misma nacionalidad.

El comandante del “Ciudad de Valencia” me comunicó que por notarse recalentamientos anormales en el cigüeñal, navegaba a poca velocidad, creyendo indispensable parar el buque para reconocerlo. En radio nº 1055 se le comunicó a V.E. oportunamente.»

El miércoles 1 de septiembre, las brigadas navarras penetran en Asturias y ocupan Pimiango, Colombres y Panes.

Día 2

«Al amanecer, ventolinas del tercero y cuarto cuadrantes, buena visibilidad con horizontes achubascados.

A la vista un acorazado y un destructor ingleses, los cinco vapores anteriores y el danés “Susan Maersk”, en lastre.

Ordené al torpedero “Nº 7”, que me comunicó que tenía agua hasta 22 h., que vigilara la entrada de Ribadesella.

Por la tarde, el “Ciudad de Valencia” me comunicó que se retiraba a Bilbao para arreglar cojinetes por orden de V.E. Le ordené que los bous “Virgen de Begoña” y “Denis” continuaran vigilando frente a Santoña.

Próximamente a dieciocho horas, se observó que el vapor danés “Susan Maersk” se dirigía al Musel. Me dirigí a su encuentro, viendo que desistía de su intento aproando al N. Casi al mismo tiempo se observó un bombardeo aéreo efectuado sobre el puerto del Musel por nuestra aviación.

El comandante del “Tritonia” me comunicó que con el “Tito” había relevado frente Avilés al “Fantástico” y “Juan Ignacio”.

Al anochecer se dejó de ver al “Susan Maersk”. Horizontes achubascados con ventolinas del tercero y cuarto cuadrantes y mar tendida del NW. Se vieron las farolas de los cabos Peñas y Torres. Frente a Gijón, los cinco vapores ingleses anotados anteriormente, el de la misma nacionalidad “Seabank” y el destructor.

A 23h. 30m. se retiró el torpedero “Nº 7” a Ribadeo para rellenar.»

Día 3

Un destructor de la Royal Navy libera a un mercante inglés que había sido capturado por un bou

«Al amanecer, ventolinas del cuarto cuadrante, mar tendida del NW mayor que el día anterior, desfogando algunos chubascos, horizontes achubascados.

A la vista el destructor y los dos vapores.

A 7h. se vio al torpedero “Nº 7”, al cual se le ordenó vigilar el puerto de Ribadesella.

A 10h. se recibió un radio del “Tritonia” en que decía que había detenido un mercante.

El destructor inglés que, aumentando velocidad, se dirigía hacia Avilés, me pasaba la siguiente comunicación:

«“H-69” a “Cervera”.– Ruego ordene a su bou cese el fuego sobre “Thorpehall”. Investigaré.»

«“Cervera” a “H-69”.– Mis bous tienen orden, cuando los barcos mercantes están dentro de las tres millas, de cesar el fuego cuando se someten o continuarlo hasta echarlo a pique en caso contrario.»

Recibidas instrucciones de V.E. sobre la entrada de bous en Santander, ordené a éstos, por medio del Comandante de Marina de Bilbao, se dirigieran urgentemente a dicho puerto para rellenar y salir a vigilar Ribadesella, teniendo en cuenta próximos rellenos los harían en Santander.

Me dirigí al encuentro de los dos bous, el destructor inglés y el vapor “Thorpebay”. Al encontrarme cerca, el “H-69” me pasó la siguiente comunicación:

«“H-69” a “Cervera”.– Su bou expone que la situación en que ahora estoy parado está dentro de aguas jurisdiccionales. Es actualmente 43º 43,6’ N y 5º 57’ W, a 2,8 millas de distancia del más próximo límite de aguas jurisdiccionales. Su reclamación no puede ser admitida y, por ello, doy protección al mercante.»

Comprobé la situación dada por el destructor inglés, que era exacta, y le pasé el siguiente despacho:

«“Cervera” a “H-69”.– Voy a recibir información de mi bou.»

«“H-69” a “Cervera”.– Me alegro mucho de que se hiciera la reclamación aquí y que se parara el barco en cuanto se lo indicaron. No ha habido alteración desde entonces en la situación.»

Ordené al “Tritonia” pasar a la voz y su comandante me dijo lo siguiente:

«Encontré al vapor inglés a 4.500 mts. de la costa, según las medidas del telémetro estereoscópico de mi ametralladora A/A; le disparé un cañonazo por la proa, no volviendo a hacer fuego porque el barco no hacía por huir. Después, cuando aparecía el destructor, no quise hacer fuego.»

Le pregunté si la detención la había efectuado en el mismo sitio en que le vimos nosotros. A lo cual contestó que el barco había navegado un poco al Norte.

Después de hablar con el comandante del “Tritonia”, quedé convencido de que, indudablemente, el vapor inglés no había estado dentro de las tres millas. Le repetí que tenían que tener la seguridad absoluta de que los barcos se encontraban dentro de las aguas jurisdiccionales para evitar incidentes, ya que sus aparatos de medida no son de confianza.

A continuación, pasé el siguiente despacho:

«De “Cervera” a “H-69”.– Según información de mi bou, estaba el barco dentro del límite. Ha sido un error debido a los escasos elementos del patrullero, del cual le presento mis excusas. El barco está libre.»

«“H-69” a “Cervera”.– Gracias. Mi almirante será informado de todas las circunstancias.»

Durante la mañana abandonaron estas aguas los mercantes “Seabank” y “Kenfigpool”, apareciendo el “Thorpebay” y quedando en total, desde el mediodía, cinco vapores a la vista y alejados a unas quince millas de la costa.

Por la tarde, el “H-69” (“Foxhound”) nos pasó el siguiente despacho:

«“H-69” a “Cervera”.– Mi almirante me ha comunicado le exprese su reconocimiento por el satisfactorio resultado del incidente de esta mañana con el “Thorpebay”. Comandante del “Foxhound”.»

«“Cervera” a “H-69”.– Le ruego traslade a su almirante el siguiente despacho: Gracias por su mensaje. Estoy seguro que cualquier incidente que pudiera presentarse será resuelto como éste y que nuestra buena voluntad y sincero deseo de evitarlos facilitará la difícil tarea que ambos tenemos en estos momentos. Le saluda sinceramente. Comandante del “Cervera”.»

«“H-69” a “Cervera”.– Muchísimas gracias. Estoy extraordinariamente complacido de enviar su mensaje.»

Al anochecer, viento E, flojo, mar tendida del NW, horizontes muy achubascados. Durante el día desfogaron frecuentes chubascos, que continúan.

A la vista el destructor inglés y los cinco vapores ingleses bastante alejados de la costa. A 23h., salió de Ribadeo el torpedero “Nº 2”.

Desde medianoche se dejaron de ver las luces de dos de los vapores, alejándose, al parecer, por el NE.

A 1h., el torpedero “Nº 9”, que regresaba de Ribadeo, me comunicó tenía avería de consideración en la caldera de proa.»

Día 4

«Al amanecer, viento flojo ENE, desfogando frecuentes chubascos, continuando la mar tendida al NW.

A la vista el destructor inglés y tres vapores, cuyos nombres no se pueden precisar por encontrarse muy alejados de la costa. Uno de los desaparecidos durante la noche de estas aguas era el “Marvia”.

A 7h., pasó el torpedero “Nº 2” a la voz, comunicándome que nuevamente navegaba sin radio. Le ordené vigilar Ribadesella, retirándose al terminarle la autonomía a Ribadeo.

Toda la mañana hubo poca visibilidad, con frecuentes chubascos y los barcos muy alejados al N.

Al mediodía, el destructor “H-69” (“Foxhound”) pasó el siguiente despacho:

«“H-69” a “Cervera”.– Mi almirante le agradecería le diera alguna información sobre el presente paradero del “Seven Seas Spray”. Este mercante había entrado en Santoña el 29 de Agosto.»

«“Cervera” a “H-69”.– Sé que el “Seven Seas Spray” fue capturado en puerto español y que estaba bien. Ignoro en el momento presente su paradero, pero lo preguntaré.»

«“H-69” a “Cervera”.– Muchas gracias. Le estoy muy agradecido.»

Consulté a V.E., oportunamente, sobre la contestación que debía dar.

Por la tarde, el destructor volvió a darme las gracias en nombre de su almirante.

Se vieron nuevamente, muy alejados de la costa, cinco vapores, que permanecieron por estas aguas.

A 18h. 30m., el comandante del “Tritonia” me comunicó que el “Tritonia” y el “Tito” regresaban a su base después de ser relevados por el “Fantástico” y el “J. Ignacio”.

El Comandante de Marina de Ribadeo comunicó que el torpedero “Nº 9” había entrado con averías en turbina.

Recibí los radios de V.E., nº 374 y 379, en los que me avisaba de su salida de Pasajes y paso por cabo Peñas.

Al anochecer, se vieron las luces de los vapores y del destructor, así como las farolas de cabo Torres y Peñas. Viento ENE, flojo, mar tendida del NW y horizontes achubascados.»

El flamante ejército republicano del Este, al mando del general Pozas, toma Belchite.

La Consejería de Comercio y Minas hace público un decreto suprimiendo las exenciones para incorporarse a filas de determinadas categorías de obreros mineros.

Día 5

El vapor republicano “Esles”capturado por los nacionales

«A 0 h., salió el torpedero “Nº 7” de Ribadeo para Ribadesella.

Al amanecer, ventolinas del E., mar tendida del NW y horizontes muy neblinosos. Próximamente a 6 h., se vio un vapor que navegaba al NE con luces apagadas. Cuando se encontraba a 30º v. del cabo Torres y a 18 millas, se le reconoció y detuvo por ser el vapor rojo “Esles”, de la matrícula de Santander, el cual había salido, al parecer, de Gijón y conducía gran cantidad de refugiados, en su mayoría mujeres y niños.

Se le ordenó arrumbar a 250º v., y un poco más tarde a 260º v., ordenándole no utilizar la radio por haber observado que desde su detención pedía socorro por ella.

Ordené a los bous de vigilancia en Avilés situarse al N del Cabo Peñas para entregarles la presa. Y mientras me dirigía a dicho punto avisté al vapor francés “Ploubazlanec” que se dirigía a Gijón, escoltado por el aviso de la misma nacionalidad “Epinal”. Al avistarnos, ambos buques arrumbaron al NW y poco después se sorprendió un radio que el vapor francés dirigía a Burdeos, en el que se decía lo siguiente:

«“Epinal” nos aconseja cambiar de itinerario. Espero instrucciones.»

Desde 8 h. se cerró en niebla.

Mientras se conducía al N de cabo Peñas al vapor “Esles”, paró éste por habérsele caído un hombre al agua, que recogió él mismo.

A 11h. me reuní con los bous y ordené al “Fantástico” conducir la presa a Ribadeo, regresando a su zona de vigilancia frente a Avilés para reunirse nuevamente con el “J. Ignacio”, que permanecería en estas aguas una vez entregada la presa.

Anuncié inmediatamente al Ayudante de Marina de Ribadeo la llegada de este vapor.

Recibido el radio de V.E. nº 3077, al avistar al destructor inglés “H-67” le comuniqué lo siguiente:

«“Cervera” a “H-67”.– Vapor “Seven Seas Spray” está en Santoña.»

«“H-67” a “Cervera”.– Muchas gracias.»

El Comandante de Marina de Bilbao me comunicó que el jefe del sector había ordenado no saliesen los bous “Virgen de Begoña” y “Denis”, visto el escrito presentado por el comandante del primero y sobre el cual había consultado a V.E.

Dado el estado en que se encuentran los torpederos, con frecuentes averías y su poca autonomía, la vigilancia de Ribadesella la considero muy deficiente.

Por la tarde, que despejaron un poco los horizontes, se vieron muy alejados por el N los vapores ingleses “Bramhill” y “Marvia”. Todos los demás vapores, incluso el francés avistado por la mañana, habían desaparecido de estas aguas.

El comandante del torpedero “Nº 7” me comunicó que en aguas de Ribadesella encontró tres pesqueros de la matrícula de San Sebastián dedicados a la pesca. Le ordené que les advirtiera que estaba prohibido pescar fuera de los meridianos de la zona liberada.

Por observar que los torpederos aparecían muy al N al recalar en cabo Peñas cuando se dirigían a Ribadesella, con la consiguiente pérdida de tiempo, ordené al Ayudante de Marina de Ribadeo comunicase a todos los comandantes de torpederos que al dirigirse a su puerto de vigilancia, lo harían pasando a cinco millas al N de Peñas, saliendo de Ribadeo a 21h. y de Ribadesella a 22h., teniendo que abandonar la vigilancia durante la noche a causa de la poca autonomía de estos barcos.

Al anochecer WSW, flojo, mar tendida del NW y horizontes neblinosos. Un destructor inglés y dos barcos mercantes de la misma nacionalidad a la vista, estos dos, como en días anteriores, muy alejados en el N.

En las primeras horas de la noche se avistó, a unas 10 millas de la costa, el vapor inglés “Stanwood”, que aparecía nuevamente por estas aguas. Al avistarse hacía rumbo al N, por lo cual parecía que había salido de Gijón, pero más tarde se observó se aguantaba en estas aguas. Llevaba media carga.»

Llanes cae en poder de los nacionales.

Día 6

«Al amanecer se cerró en niebla, viento del W flojo, marejadilla y desfogando pequeños chubascos de agua.

A 5h. 30m., que despejó un poco la niebla, se avistó frente a Gijón al destructor inglés.

A mediodía se vio fuerte bombardeo hacia Gijón.

El Ayudante de Marina de Ribadeo me comunicó que se encontraba listo el torpedero “Nº 2”. Le ordené salir a 22h. para ocupar su puesto frente a Ribadesella. Por la tarde, el comandante del “Tritonia” comunicó que con el “Tito” había relevado frente a Avilés al “J. Ignacio” y al “Fantástico”.

Todo el día estuvo encerrado en niebla, que aclaró en algunos momentos.

Al anochecer, despejó; ventolinas, mar llana y horizontes algo tomados. Se vieron al destructor inglés “H-67” y alejados al N dos vapores ingleses.

Durante toda la noche se vieron las farolas del cabo Torres y Peñas.»

Prosigue el avance de las columnas navarras por el oriente asturiano y toman Celorio.

Día 7

Sale de El Ferrol el submarino alemán U-31 en misión especial

«Al amanecer, viento en calma,  mar llana y horizontes algo tomados. A la vista el “H-67” y los dos vapores ingleses “Thorpebay” y “Marvia”. Por radio sorprendido el día anterior, el primero sólo tenía combustible para dos días y consultaba a sus armadores lo que debía hacer, después de decir que el bloqueo continuaba. Se vio al torpedero “Nº 2” que se dirigía a Ribadesella.

A las 10h. se sorprendió un radio dirigido a la embajada roja española en Londres en el que se decía: «Por el vapor “Stangrove” había entrado el 6 en Ribadesella.»

Durante la mañana se avistaron tres vapores ingleses muy alejados al N. Pasó hacia el E un “Dornier” nacional.

Todo el día mala visibilidad con horizontes muy neblinosos.

A 14h. se sorprendió un radio del “Thorpebay” a Burdeos en el que decía que no podía entrar en puerto, regresando a Le Verdon.

Al anochecer, ventolinas del primer cuadrante, mejoró bastante la visibilidad, viéndose las farolas de cabo Torres y Peñas. A la vista un destructor inglés y dos barcos mercantes.

A tres horas se vio al torpedero “Nº 7” que se dirigía a su puesto de vigilancia en Ribadesella.»

El 16 Cuerpo de ejército resiste cinco ataques consecutivos de las brigadas navarras en el sector de Llanes y en el Cuera.

Sale de la base de Ferrol el submarino alemán U-31 en misión secreta, probablemente para dar escolta al vapor especial aleman “Max”, cargado de material de guerra, cuya llegada se espera para los días ocho o nueve.

Día 8

Capturado y conducido a Ribadeo el mercante inglés “Stanworld”.

«Al amanecer continúan las ventolinas del primer cuadrante, mar llana y horizontes muy neblinosos. A la vista el “Resolution”, un destructor inglés y un barco mercante alejado por el N, frente a Gijón. El torpedero “Nº 7” avistó fuera de aguas jurisdiccionales al vapor inglés “Stangrove” que había salido de Ribadesella y navegaba al NE conduciendo refugiados.

A 9h. 5m. se embarcó la comisión de víveres de este buque en el “Tito”, al cual se le ordenó conducirla a Ribadeo, debiendo regresar a su puesto de vigilancia frente a Avilés una vez desembarcada.

Al “Tritonia” le ordené seguir vigilando este puerto.

Recibido su radio nº 3386 en el que me anunciaba la salida del “Vulcano”, “Júpiter” y “Ciudad de Palma”, ordené al Ayudante de Marina de Ribadeo suspendiese hasta nueva orden la salida de los torpederos, para establecer con ellos, oportunamente, la vigilancia antisubmarina en la Estaca de Bares durante el petroleo de este buque.

El “Tito” fondeó en Ribadeo con la comisión de víveres a 15h. 40m.

A 16h. 20m. recibí un radio del comandante del torpedero “Nº 7” en el que me decía había capturado al vapor inglés “Stanworld”. Me dirigí a su encuentro por haberme dicho en su radio que el acorazado inglés “Resolution” se encontraba cerca. A 18h. 15m. le ordené pasar a la voz y me dijo que el vapor había sido capturado a milla y media de la costa.

Al mismo tiempo que hablaba con el torpedero, el acorazado inglés, que se encontraba alejado al N, me preguntó dónde había sido capturado el vapor “Stanworld” y a dónde iba.

Se le contestó que había sido capturado al entrar en Ribadesella y que sería conducido a Ribadeo y más tarde, probablemente, a El Ferrol.

El acorazado inglés contestó dando las gracias.

Al torpedero “Nº 7” le ordené conducir la presa a Ribadeo.

A 15h., me dirigí a cabo Peñas, avistando al “Vulcano” y al “Júpiter”. Al primero le ordené vigilar el E de cabo Peñas hasta el meridiano de Lastres, y al segundo al W de cabo Peñas hasta Cudillero.

Al “Ciudad de Palma” le ordené vigilar Ribadesella. Los dos bous continuarían frente a Avilés. Con el “Vulcano” y el “Júpiter” en sus puestos, me dirigí a Ribadesella, manteniéndome en sus proximidades hasta las 23h., que se avistó el “Ciudad de Palma” que se dirigía a su zona de vigilancia. Desde esta hora, me mantuve al N de todos estos barcos.

Al anochecer, ventolinas del NE y mar ligeramente tendida del NW; horizontes neblinosos, pero más amplios que durante el día. A la vista el “Resolution”, el destructor de la misma nacionalidad y un vapor mercante también inglés.»

Por orden del coronel-jefe del ejército del Norte, Adolfo Prada, y del comisario accidental, P. Rodríguez, se señala la destacada actuación de los batallones nº 1 de la 164 brigada, nº 1 de la 156 y la 10ª brigada asturiana, y se concede la Medalla de la Libertad al mayor Ignacio Esnaola, jefe del Batallón “Larrañaga”; al mayor Antonio Teresa, jefe del Batallon “Isaac Puente”; al mayor Manuel Álvarez y a Fernando Fernández, jefe y comisario de la 10ª brigada.

Cuando se dirigía a Gijón, cazas de los nacionales derriban al avión correo francés de “Air Pirynées” a la altura de Nueva de Llanes, resultando muerto el piloto y herido el copiloto.

Día 9

Capturado el mercante republicano “Luis Adaro”

«A 6h. se detuvo al vapor mercante rojo “Luis Adaro” cuando se encontraba al 20º v. y a 18 millas del cabo Peñas, navegando con las luces apagadas.

Le ordené arrumbar al 210º v. y al mismo tiempo di orden al “Fantástico” de dirigirse a la altura del cabo Peñas para recoger la presa.

Por información del capitán del “Luis Adaro”, continúan en Gijón el “Císcar” y un submarino sin averías, 5 vapores mercantes españoles: “Llodio”, “Caruso”, “Santiago López”, “Luis Caso de los Cobos” y otro que pudiera ser el “Achuri”. También se encuentra en dicho puerto el vapor inglés “Stambridge” y un petrolero de la misma nacionalidad.

Desde el amanecer, ventolinas, mar llana y horizontes bien tomados por la niebla. Se vio un destructor inglés.

A 8h., al N de cabo Peñas.

Ordené al “Luis Adaro” hacer rumbo al 265º v.

A 9h. 45m. avisté al “Fantástico” al N de Avilés.

A 11h. 30m., encontrándome a 8 millas al N del cabo Vidio, hice entrega de la presa al  “Fantástico”, ordenándole conducirla a Ribadeo. A 18h. 30m., entró la presa en dicho puerto.

Por la tarde recorrí toda la costa enemiga, observando, al encontrarme al N del cabo del Mar, más de doce aparatos de aviación que bombardeaban las estribaciones de los Picos de Europa.

Aproximadamente a 18h., encontrándonos al N de Tazones y a 22.000 metros del cabo San Lorenzo, fuimos hostilizados por artillería enemiga desde las proximidades de este cabo, sin poder precisar el sitio. Nos hicieron tres o cuatro disparos, con un alcance de 22.000 metros. El “Vulcano” nos comunicó que le habían hecho siete disparos desde el mismo sitio.

Al anochecer, NE flojo, mar llana y tendida del NW, horizontes despejados. Se vieron las farolas del cabo Torres y Peñas. A la vista el destructor inglés y un barco mercante muy alejado por el N.»

Se sigue combatiendo con denuedo en El Mazucu.

Día 10

«Al amanecer, W fresquito, marejada y horizontes achubascados. Desde las 7h. 30m. se cerró en aguas. Se vio un destructor inglés. Al “Vulcano” se le ordenó avisar al “Júpiter” para que ambos quedaran reunidos desde las 13h. 30m. en que este barco se retiraría a petrolear. Comuniqué al Ayudante de Marina de Ribadeo diese órdenes a los torpederos “Nº 2” y “Nº 7” y bou “Fantástico” para que se encontrasen a las 19h. frente a la ría del Barquero con objeto de establecer la barrera antisubmarina. A 13 h., desde 10 millas al N. cabo Peñas, arrumbé a 270º v., dirigiéndome a la Estaca de Bares, donde fondeé a 19h. sin novedad.

Por radio sorprendido se supo que durante la noche última salió del Musel el vapor inglés “Stanbridge” conduciendo unos mil refugiados que lleva a La Pallice. Pidió por radio ser convoyado por buque de guerra inglés, por navegar en malas condiciones por el tiempo reinante y a causa del bombardeo sufrido en días anteriores dentro del puerto del Musel.

PERSONAL

Se terminó con la vacuna antitífica en toda la dotación.

MATERIAL

Las espigas en prueba continúan funcionando sin pérdida. Continúan perdiendo la unión de las juntas de caja de presas de expansión y la entrada de vapor al grupo de turbinas DBR de la máquina de popa y el empaquetado de la cara de popa y la espiga. Continúan perdiendo los serpentines del termotanque del pañol nº 3, sin notarse aumento de pérdida.

DATOS:

 

anterior           consumido      queda

Petróleo...............1.760.000.........1.515.000........245.000

Aceite turbinas......8.809...............1.954...............6.855

Millas navegadas: 3.093

A bordo, en la mar, 10 de Septiembre de 1937.

El capitán de navío,

comandante del crucero “Almirante Cervera”

Manuel Moreu.»

(Rubricado)

«Parte de campaña correspondiente a las operaciones efectuadas por este buque, “Almirante Cervera”, desde el 11 de Septiembre de 1937 al 22 del mismo mes y año.

Al Almirante Jefe de la Flota Nacional.

Parte de campaña. Orden de operaciones nº 215 del Departamento Marítimo del Ferrol.»

Día 11 de Septiembre de 1937.

«A 11h., listo con cuatro calderas activadas, tres retiradas y una apagada para limpiar. Salí de la ría del Barquero después de haberse desatracado el petrolero “Gobeo”, del cual había tomado 1.540 Tm. de petróleo.

Ordené retirarse a Ribadeo a los torpederos “Nº 2” y “Nº 7” y al bou “Fantástico”.

Fuera de la ría, para cumplimentar el radio de V.E. nº 3410, me dirigí barajando la costa a Ferrol y a régimen de 16 nudos, donde fondeé a las 15h. 30m.

Inmediatamente se atracó el vapor “Alejandro”, que conducía los víveres, y el cual, a causa del tiempo reinante no había podido llegar a la ría del Barquero.

A las 23h. 20m., una vez metidos los víveres, salí de Ferrol y a régimen de 16 nudos barajé la costa gobernando a pasar a 5 millas al N de la Estaca de Bares, desde donde arrumbé al 90º v.

Durante todo el día, NE fresquito y marejada, con buena visibilidad.»

Prosiguen los combates en El Mazucu y se reinician en Pola de Gordón.

En la conferencia que sobre la seguridad de la navegación en el Mediterráneo se celebra en Nyon con la ausencia de Italia y Alemania, se acuerda que sean buques de las marinas inglesa y francesa los que patrullen las aguas internacionales. Cualquier submarino que estando sumergido ataque a un mercante, será considerado pirata y atacado hasta hundirlo

Día 12

«Al amanecer continúa el NE, con menos intensidad, y la marejada, con horizontes neblinosos.

A 9h. me encontraba frente al cabo Peñas, viendo los dos bous que hacían la vigilancia frente a Avilés y al “Vulcano” y al “Júpiter” que navegaban frente a Gijón. Ordené al “Vulcano” cruzar frente a Gijón, entre cabo Peñas y Lastres; al “Júpiter”, frente a Ribadesella, y al “Ciudad de Palma”, frente a Avilés.

El “Vulcano” me comunicó que no había ninguna novedad, habiéndose visto el día anterior al vapor inglés “Seabank” y un destructor inglés manteniéndose por estas aguas. Se vió por la mañana al hidroavión “Virgen del Chamorro” y por la tarde, un “Dornier” nacional.

Desde el mediodía fue cayendo el viento y al anochecer había viento flojito del N, marejadilla y horizontes neblinosos. Se vieron las farolas del cabo Torres y Peñas. Durante la noche, en las horas sin Luna, se disminuía el régimen a 80 revoluciones para economizar combustible.»

Las tropas de Aranda toman Pola de Gordón.

Los nacionales comunican al embajador inglés en España, residente en Bayona, que los mercantes apresados “Molton” y “Candlestone Castle” han sido puestos en libertad.

Día 13

«Al amanecer, SW flojo con  marejada y horizontes neblinosos, viéndose un destructor inglés.

Desde el mediodía empezó a refrescar el viento, haciéndose fresquito y aumentando la marejada, visibilidad regular, desfogando frecuentes chubascos. El destructor avistado y anunciado en circular de V.E. nº 2525, era inglés. Durante todo el día se vieron dos destructores ingleses en estas aguas.

Al empezar a refrescar el viento, el comandante del torpedero “Nº 2” me pidió permiso para retirarse, quedando autorizado.

Poco más tarde y viendo que empeoraba el tiempo, le comuniqué que si el estado del tiempo le dificultaba el regreso a Ribadeo, lo hiciese a Santander, añadiéndole las instrucciones que para la entrada en dicho puerto me había comunicado V.E. A 18h. me comunicó que se dirigía a ese puerto.

Al anochecer, continúa el tiempo sucio del SW, con viento fresquito y marejada, horizontes achubascados.

Continúan viéndose los dos destructores ingleses y se vieron las farolas del cabo Torres y Peñas.

Toda la noche continuó el tiempo en el mismo estado, desfogando frecuentes chubascos.

Continúan viéndose los dos destructores.»

Discurso de Negrín ante las cincuenta y cuatro delegaciones presentes en la apertura de la asamblea de la Sociedad de Naciones, en Ginebra.

Varios guardias de Asalto son detenidos en Gijon por deslealtad al régimen y por su actuación en Octubre del 34

Día 14

Al entrar en Santander, embarranca el torpedero “Nº 2”,perdiéndose totalmente

«Al amanecer, viento W fresquito, marejada, continuando los chubascos con menos frecuencia. Se vio un destructor inglés.

Pasaron los vapores nacionales “Maruja y Aurora” para el W, y el “Esles” convoyado por el “Tritonia” para el E.

Por la mañana recibí un radio del Comandante de Marina de Bilbao en el que me daba cuenta de que a 0h. había embarrancado en la ensenada del Camello, Santander, el torpedero “Nº 2”, habiéndose salvado toda la tripulación, pero considerando era muy difícil la situación del barco.

A media mañana se vieron dos destructores ingleses por estas aguas. Todo el día W fresquito, con marejada y horizontes achubascados. Al anochecer, calmó algo el viento y se vieron las farolas de Ribadesella, Torres y Peñas.

Durante la noche, alejados de la costa, se vieron las luces de tres barcos mercantes.

Al torpedero “Nº 7”, tan pronto como tuve noticia de que había salido, le ordené regresar a Ribadeo en vista del cariz del tiempo.»

Las potencias europeas firman en Nyon un acuerdo sobre la protección del tráfico mercante en el Mediterráneo.

Se publica un decreto de la Comisión de Guerra destinado a disciplinar y mejorar la situación en la retaguardia, toda vez que «hay todavía por nuestros pueblos demasiados seudomilitares, esforzados guerreros de retaguardia, sin actividad militar conocida; demasiados civiles sin trabajo confesable; excesivos habilidosos cultivadores de lesiones leves...»

Se sigue combatiendo con intensidad en el frente oriental asturiano. El jefe accidental del Estado Mayor firma la orden concediendo la Medalla de la Libertad al Batallón “Guipúzcoa”. También se felicita públicamente por su heroico comportamiento a la Division “Vázquez” y a la Brigada “Carrocera” .

En el pabellón español de la Exposición Internacional de París se expone el cuadro mural de Pablo Picasso: “Guernica”.

Día 15

«Desde el amanacer refrescó el viento, siendo WSW, fresco, marejada, cielo cubierto y desfogando frecuentes chubascos.

Se vió navegando al E al vapor nacional “Tausens”, y navegando al W un vapor francés. Todo el día WSW fresco, marejada gruesa y desfogando chubascos. Por la tarde se vieron un acorazado y un destructor ingleses.

Al anochecer empezó a aumentar el viento, rolando al W y viéndose las farolas de Torres y Peñas.

Durante toda la noche, viento fresco del W, marejada gruesa y fuertes chubascos.»

Las brigadas navarras cercan Arenas de Cabrales y toman Peña Cabeza, obligando a las milicias republicanas a retirarse de El Mazucu.

Día 16

El mercante inglés “Mydol” llega frente a Gijón

«Al amanecer continúa el tiempo en el mismo estado, cerrado en agua. Se vio al destructor inglés y al “Amboto Mendi”.

A media mañana se vio al “Resolution” y, dirigiéndose a Gijón, un vapor inglés, “Mydol”. Este barco fue advertido por el destructor inglés “Foxhound” de la siguiente forma:

«Capitán: se le da la siguiente información con respecto a la entrada de barcos en los puertos del norte de España. Aguantarse a diez millas de la costa hasta que vaya a entrar en puerto. Se le aconseja no entre en tales puertos durante las horas de la noche, y cuando los abandone debe de estar bien claro de ellos antes de que oscurezca. Debe de llevar su bandera cuando esté en aguas españolas. Se le dará protección fuera del límite de las tres millas, pero no en aguas territoriales, que entran a su cuenta y riesgo. Se arriesga a ser cañoneado por buques de la flota nacionalista dentro del límite de las tres millas si no obedece sus órdenes. Si obedece, caiga a 90º y dé atrás con las máquinas para indicar su acción. Barcos mercantes ingleses tratando de entrar en Gijón corren grandes riesgos de captura en aguas territoriales. Fueron capturados vapores ingleses el 17 y 24 de Julio. Este puerto fue bombardeado por la aviación el 25 y 26 de Agosto y fueron averiados graves varios mercantes británicos. Barcos nacionalistas han patrullado recientemente frente a Avilés. Este puerto fue bombardeado el 30 de Agosto. Barcos pueden encontrar minas hasta a cuatro millas de la costa en las proximidades de Bilbao, Santander, Gijón y Avilés.»

El “Mydol” continuó hacia Gijón para entrar, amparándose en la gran cerrazón debida a los chubascos, pero el “Vulcano” se le pegó y cuando se encontraba cerca de las tres millas el destructor le advirtió que el barco que navegaba por la popa era nacionalista, y entonces viró, alejándose.

Como dicho barco pidiese auxilio a Gijón y llamase al “J.L.Díez”, el comandante del “Vulcano” se quejó al destructor inglés y éste ordenó al capitán del “Mydol” cesara sus llamadas, diciéndole que daría parte de su estúpida acción.

Volvió a repetirle que se mantuviera a diez millas de la costa hasta que se decidiera a entrar y a esa distancia se mantuvo el resto del día.

A 16h., ordené al “Ciudad de Palma” relevar en Ribadesella al “Júpiter”, al cual ordené que, al ser relevado, se dirigiera a Ferrol para rellenar.

El bou “J. Ignacio” relevó al “Tito” en la vigilancia de Avilés, no habiendo salido el “Fantástico” por averías.

Por la tarde refrescó el viento, haciéndose fresco del W, con mar gruesa y desfogando frecuentes chubascos de viento duro. Todo el día crucé entre Gijón y Ribadesella a 8 nudos por el estado del tiempo.

Al anochecer, el tiempo tendiendo a empeorar. Ordené al “Vulcano” no alejarse de la entrada de Gijón por si el “Mydol” intentaba entrar al amanecer. Se vieron las farolas de cabo Torres y Peñas y apareció, a última hora, otro vapor inglés. Durante la noche, frecuentes chubascos de viento duro, mar gruesa del WNW.»


El destructor “Císcar” fue construido en Cartagena y entró en  
servicio en 1936. Alcanzaba los 36 nudos. (Museo Naval. Madrid)

Día 17

El “Císcar” sale de El Musel para proteger la entrada del “Mydol”

«Continúa el tiempo en el mismo estado, haciéndose el viento duro y la mar muy gruesa. Continúo navegando a 8 nudos.

A 8h. me comunicó el comandante del “Vulcano” que había impedido entrar en Gijón al “Mydol”.

A mediodía, encontrándome a 18 millas al N de Tazones, recibí un radio en claro del “Vulcano” en el que me decía salía un destructor de Gijón. Arrumbé a cabo Peñas y avisté al “Vulcano” con un vapor inglés y un destructor.

Según me comunicó más tarde, a mediodía intentaron entrar los vapores ingleses “Mydol” y “Stanray”. Al entrar dentro del límite de las aguas jurisdiccionales este último, disparó y le ordenó parar, viendo que este barco metía a una banda, lo creyó capturado, pero como, al parecer, no paró las máquinas, el almirante inglés no concedió captura, diciendo que el barco había metido para escapar.

Estando en esta maniobra apareció el “Císcar” a la altura de cabo Torres y aparatos de aviación enemigos. Estos bombardearon el destructor inglés, al cual le cayeron cerca las bombas sin ocasionarle ningún daño.

Como el “Vulcano” se encontraba bajo el fuego de las baterías de tierra, que le habían hecho algunos disparos largos, se alejó al N para combatir con el “Císcar”, desapareciendo en un chubasco el vapor “Mydol”, que se supone entró en Gijón, y dejándose de ver al “Císcar”, que también se supone entró en dicho puerto.

Recibido su radio nº 3472, ordené al “Ciudad de Palma”, que era el único barco que podría estar antes de las 16h. frente a la playa de San Antolín, se dirigiera a dicho punto. Éste me comunicó que tampoco le daba tiempo a encontrarse antes de 16h. en dicha zona; y más tarde, que por atascársele con frecuencia el filtro, lo cual le obligaba a parar algunas veces el motor, considerando peligroso acercarse a tierra dado el estado del tiempo. Por comunicarme el comandante de este buque que no tenía víveres, le ordené dirigirse a Ferrol, cubriendo la zona de Ribadesella con el “Vulcano”, cuya retirada para petrolear aplacé hasta la llegada del “Júpiter”.

Desde la retirada del “Ciudad de Palma”, permanecí frente a Gijón.

A media tarde empezó a mejorar el tiempo, quedando el viento flojo del W al anochecer, con marejada y mar tendida del NW. Se vieron las farolas de Peñas y Torres.

En las primeras horas de la noche apareció por estas aguas el vapor inglés “Margaret Rosse”, que después de estar al habla con el destructor, se alejó por el E, dejándosele de ver.»

Francia y Gran Bretaña abandonan la vigilancia marítima en aguas españolas del Comité de la No Intervención, dejando solamente algunos barcos en el Cantábrico para proteger a sus mercantes. Antes, lo habían hecho Alemania e Italia a consecuencia de los ataques fortuitos sufridos por el “Deutschland” y el “Barletta”

Los nacionales toman Tresviso, en los Picos de Europa, y Villamanín, en la zona de Pajares. Fuertes ataques en la sierra de Cuera, pico Turbina y Peña Blanca, y en la línea del río Bedón.